Idioma / Languaje

English

Users Online

We have 28 guests online

Message of Hope

Cara a cara

Monday, 26 of January 2015

 

logo

palomb

Hace alrededor de 3.500 años Dios, con su gran poder, sacó a su pueblo elegido de la cautividad en Egipto y lo llevó a un nuevo mundo de esperanza. El pueblo que cargó sus pertenencias y siguió las huellas de Moisés, atravesó el Mar Rojo, y llegó al Monte Sinaí, estaba lleno de esperanza. Pero, ¿cómo sabía Moisés hacia dónde dirigirse? La respuesta evidente es "porque Dios le indicó el camino", pero Dios no le dio las coordenadas de latitud y longitud hacia donde debía ir. En cambio, Dios lo dirigió a través de una columna de nubes y de fuego. Dios se hizo visible para dirigir a su pueblo, y así ellos siguieron al Señor todopoderoso. Cada uno de los israelitas que levantaba la vista al cielo veía la presencia visible de Dios.


Así fue también con los sabios de Oriente... llegaron hasta el niño Jesús siguiendo la estrella que les mostraba dónde encontrarlo.

El don de la visión es un sentido muy poderoso. Simeón contempla al niño Jesús en el templo. Andrés corre a contarle a su hermano que ha visto al Mesías. A Tomás se le cumple su deseo de "ver para creer". Pedro no le quita los ojos de encima a Cristo. ¿Es de asombrarse entonces que, basándose en lo que ha visto, Pedro predique con tanta pasión?
Como testigo ocular de la majestad del Dios hecho carne, su mensaje no es una historia imaginada, sino un informe real de lo que ha visto con sus propios ojos: el Salvador resucitado.

Nosotros también veremos cara a cara la gracia de Dios hecha carne-el Cristo resucitado-que ilumina con su luz los rincones más oscuros de nuestras vidas y, en la presencia del Padre, nos dice que somos perdonados. ¡Ven, Emanuel!

ORACIÓN: Misericordioso Padre, haz brillar la luz de tu gracia en mi vida. A través de tu Palabra y Sacramentos ayúdame a conocer y seguir cada vez más a Jesús hasta que llegue el momento en que lo veré cara a cara. En su nombre. Amén.

 

CPTLN-CHILE

 

 /en/daily-messages/messages-of-hope/
Destrucción
There are no translations available.

logodev

"Entonces mi pueblo vivirá en lugares de paz, en poblaciones seguras, en sitios de reposo." Isaías 32:18


A todos nos gusta sentirnos seguros, pero no siempre estamos tan seguros como creemos estar.

Hace unos años, cuando estaban cambiando la alfombra, una familia de Chicago encontró en el living de su casa una puerta secreta. El dueño
decidió abrirla, pensando que quizás encontraría un tesoro de joyas o tal vez oro.

Pero en vez de un tesoro encontró dinamita: cuatro cartuchos viejos de dinamita. Sin lugar a dudas suficiente como para volar la casa. Durante años su familia había vivido allí sintiéndose segura, cuando en realidad debajo de sus pies había una fuerza capaz de destruirlos a ellos y a todo el vecindario.

Lo cierto es que hay innumerables fuerzas cuyo único objetivo es destruir nuestra seguridad, sólo por placer. Y no estoy hablando de la destrucción del cuerpo por enfermedades, o de las divisiones en las familias, o del aumento de la inmoralidad.

Estoy hablando del pecado, de Satanás y la muerte, que luchan y hacen todo lo posible para robarnos la confianza en Cristo y la paz que él nos da
a quienes creemos en él como nuestro Salvador. El diablo sabe que, por más que nos quite todo lo que tenemos en este mundo, nuestra fe perdura.

Por eso es que quiere quitarnos nuestra seguridad espiritual en el Salvador.

Pero no lo puede hacer porque Jesús, que salió victorioso de su tumba prestada, nos da seguridad para esta vida y para la eternidad.

ORACIÓN: Querido Señor, en la seguridad de tu amor y salvación soy perdonado y libre. Más aún, en Jesús tú me das una seguridad que nadie
me puede quitar o destruir. Gracias por el sacrificio que Jesús ha hecho por nuestro mundo. En su nombre. Amén.

De una devoción escrita originalmente para "By the Way"

© Copyright 2013 Cristo Para Todas Las Naciones

 

 
There are no translations available.

 
<< Start < Prev 1 2 3 4 5 Next > End >>

Page 1 of 5

logo

Fluid width