8 atributos que te explican cómo es Dios según la Biblia

8 atributos que te explican cómo es Dios según la Biblia

Todos, en algún momento, hemos tenido la curiosidad de saber cómo es Dios.

La imagen que nos viene probablemente a la mente es la de un viejito vestido con bata blanca y sandalias, de larga barba, de aspecto sabio, que es la que ha popularizado Hollywood y series animadas como Los Simpsons.

Pero nada más alejado de lo que nos cuenta la Biblia, la cual nos indica que ningún hombre lo ha visto (1 Timoteo 6:16) y nos entrega 8 atributos para ayudarnos a comprender la naturaleza de nuestro Padre celestial.

¿Qué leerás en este artículo?

  1. Dios es espíritu
  2. Es eterno
  3. Invariable y fiel
  4. Dios es todopoderoso
  5. Omnipresente y omnisciente: está en todas partes y lo sabe todo
  6. Es correcto y santo
  7. Misericordioso: ama y perdona a los que merecen castigo
  8. Dios es personal

1.- Dios es espíritu

Un espíritu es un ser que realmente existe pero que no tiene un cuerpo físico. Por lo tanto, Dios es invisible.

Cuando la Biblia se refiere a los ojos, oídos, etc. de Dios, está expresándose en términos humanos para comunicarnos que Dios nos ve, nos oye, etc.

“Dios es Espíritu”.

Juan 4:24

“Ningún hombre lo ha visto (a Dios) ni lo puede ver”.

1 Timoteo 6:16

2.- Es eterno

Dios es inmortal, eterno, sin fin.

Nosotros los humanos, con nuestro limitado tiempo de vida sobre la tierra, no podemos desentrañar la eternidad de Dios. Sin embargo, Dios nos ama y quiere compartir su vida eterna con nosotros.

“Señor, tú has sido nuestro refugio de una generación a otra generación. Antes de que nacieran los montes y de que formaras la tierra y el mundo; desde los tiempos primeros y hasta los tiempos postreros, ¡tú eres Dios! Nos devuelves al polvo cuando dices: ‘¡De vuelta al polvo, seres mortales!’. Para ti, mil años son, en realidad como el día de ayer, que ya pasó; ¡son como una de las vigilias de la noche!”.

Salmos 90:1-4

3.- Invariable y fiel

Dios es el mismo por siempre. ¡Qué reconfortante es este hecho para los que vivimos en un mundo de constantes cambios!

Dios cumple su palabra. Él no es como muchos hoy en día que prometen una cosa y hacen otra. Cuando Dios nos promete algo en la Biblia, sabemos que podemos tener plena confianza en su palabra.

“Hijos de Jacob, yo soy el Señor, y no cambio…”

Malaquías 3:6

“Si somos infieles, Él permanece fiel; Él no puede negarse a sí mismo”.

2 Timoteo 2:13

4.- Dios es todopoderoso

Dios es todopoderoso y omnipotente. No hay nada que no pueda hacer.

Toda la naturaleza demuestra su poder. Él lleva a cabo sus advertencias. Él cumple sus promesas.

“Cuando Abraham tenía 99 años, el Señor se le apareció y le dijo: ‘Yo soy el Dios Todopoderoso; vive una vida sin tacha delante de Mí”.
Génesis 17:1

“Él es quien sustenta todas las cosas con la palabra de su poder”.
Hebreos 1:3

“Jesús los miró y les contestó: ‘Para los hombres esto es imposible, pero no para Dios”.
Mateo 19:26

5.- Omnipresente y omnisciente: está en todas partes y lo sabe todo

Dios está en todas partes (omnipresente) y lo sabe todo (omnisciente).

Si uno no es su amigo, estas características de Dios resultan atemorizantes, porque Él ve todo lo que hacemos y no podemos esconder nuestro pecado de Él.

Aquellos que conocen el perdón de Dios se sienten confortados sabiendo que su Dios ve todas sus necesidades y está al lado de ellos en todas las aflicciones de la vida.

“¿Quién podrá esconderse de mi vista? Con mi presencia lleno el cielo y la tierra. Yo, el Señor, lo afirmo”.
Jeremías 23:24

Señor, tú me has examinado y me conoces;
tú sabes cuando me siento o me levanto; ¡desde lejos sabes todo lo que pienso!
Me vigilas cuando camino y cuando descanso; ¡estás enterado de todo lo que hago!
Todavía no tengo las palabras en la lengua, ¡y tú, Señor, ya sabes lo que estoy por decir!
Tu presencia me envuelve por completo; la palma de tu mano reposa sobre mí.
Saber esto rebasa mi entendimiento; ¡es tan sublime que no alcanzo a comprenderlo!

¿Dónde puedo esconderme de tu espíritu? ¿Cómo podría huir de tu presencia?
Si subiera yo a los cielos, allí estás tú; si me tendiera en el sepulcro, también estás allí;
Si levantara el vuelo hacia el sol naciente, o si habitara en los confines del mar,
aun allí tu mano me sostendría; ¡tu mano derecha no me soltaría!
Si quisiera esconderme en las tinieblas, y que se hiciera noche la luz que me rodea,
¡ni las tinieblas me esconderían de ti, pues para ti la noche es como el día!
Salmo 139:1-12

6.- Es correcto y santo

Dios es santo, perfecto y puro. Él se opone a todo el mal y el pecado de la humanidad.


En el último día de la historia de la tierra, Él juzgará a la gente con justicia.

“Santo, santo, santo es el Señor todopoderoso. Toda la tierra está llena de su gloria”.
Isaías 6:3

“Él es nuestro protector; sus obras son perfectas, sus acciones son justas. Es el Dios de la verdad, en Él no hay injusticia. ¡Él es justo y verdadero!”
Deuteronomio 32:4

“Juzgará al mundo con justicia, dictará a los pueblos justa sentencia”.
Salmo 9:8

7.- Misericordioso: ama y perdona a los que merecen castigo

Dios es misericordioso, bondadoso y clemente.

A pesar de todos los pecados del hombre, Dios es paciente y ofrece perdón a todos los que lo piden, confiando sólo en Jesucristo para borrar la mancha de su pecado.

Dios es amor. Él nos amó tanto que entregó a su único Hijo para salvarnos. ¿Te das cuenta de cuánto te ama Dios?

“Pasó delante de Moisés diciendo en voz alta: ¡El Señor! ¡Dios tierno y compasivo, paciente y grande en amor y verdad! Por mil generaciones se mantiene fiel en su amor y perdona la maldad, la rebeldía y el pecado, pero no deja sin castigo la maldad de los padres en los hijos y en los nietos, en los bisnietos y en los tataranietos”.
Éxodo 34:6-7

“Que el malvado deje su camino, que el perverso deje sus ideas; vuélvanse al Señor y Él tendrá compasión de ustedes; vuélvanse a nuestro Dios, que es generoso para perdonar”.
Isaías 55:7.

“El que no ama no ha conocido a Dios, porque Dios es amor.
En esto se mostró el amor de Dios para con nosotros: en que Dios envió al mundo a su Hijo unigénito, para que vivamos por él.
En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó a nosotros, y envió a su Hijo en propiciación por nuestros pecados”.
1 Juan 4:8-10

8.- Dios es personal

Dios hace planes. Esto demuestra que piensa.

“Ya sé los planes que tengo para ustedes, planes para su bienestar y no para su mal, a fin de darles un futuro Ileno de esperanza. Yo, el Señor, lo afirmo”.
Jeremías 29:11.

Dios habla. Esto demuestra que se comunica.

“En tiempos antiguos Dios habló a nuestros antepasados muchas veces y de muchas maneras a través de los profetas”.
Hebreos 1:1.

Dios ama. Esto demuestra que siente.

“Pues Dios amó tanto al mundo que dio a su Hijo único para que todo aquel que cree en Él no muera, sino que tenga vida eterna”.
San Juan 3:16.

Pensar, sentir y comunicarse son signos de que Dios tiene personalidad.

Él es un Dios personal. Mucha gente supone que todas las grandes religiones del mundo creen en el mismo Dios, pero esto no es cierto. El hinduismo y el budismo enseñan que Dios no tiene personalidad. Enseñan que Dios es simplemente una fuerza impersonal o que es simplemente la suma total de todo lo que existe. De esta manera, los hindúes y los budistas niegan que Dios piensa, ama o se comunica.

Ante estas enseñanzas, el verdadero Dios declara: “Yo Soy el Que Soy” (en el idioma hebreo esto se dice “Yahveh” o “Jehová”).

Lee: Éxodo 3:1-14, especialmente el versículo 14.

La idea que tienen de Dios los judíos y musulmanes se acerca más a las enseñanzas cristianas, porque ambas religiones enseñan que Dios es personal. Sin embargo, ellos niegan que Jesucristo y el Espíritu Santo sean divinos y, así, los judíos y musulmanes se privan de la salvación que el Dios Uno y Trino ha ganado para la humanidad.

También, algunas sectas tales como Los Testigos de Jehová y Los Mormones (quienes se llaman también “La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días”) enseñan el mismo error de negar la divinidad de Jesucristo y el Espíritu Santo.

“El que no honra al Hijo, tampoco honra al Padre que lo ha enviado”.
Juan 5:23

“Porque la voluntad de mi Padre es que todos los que miren al Hijo de Dios y crean en Él, tengan vida eterna, y Yo los resucitaré en el día último”.
San Juan 6:40

“Yo soy el camino, la verdad y la vida. Solamente por mí se puede llegar al Padre”.
San Juan 14:6

Todas estas religiones citan el siguiente versículo como prueba de que Cristo y el Espíritu Santo no pueden ser divinos, porque Dios es uno:

“Oye, Israel: El Señor nuestro Dios es uno”.
Deuteronomio 6:4

¿Cómo respondemos?

Este versículo fue escrito originalmente en la lengua hebrea. En hebreo hay dos palabras que significan “uno”:

  1. “Yajid” significa una unidad absoluta.
  2. “Ejad” significa una unidad compuesta de diferentes partes, como por ejemplo la raza humana se compone de hombre y mujer (Génesis 2:24).

La palabra en Deuteronomio 6:4 es “ejad”, que indica que en el único Dios puede haber tres personas distintas, como enseña la Biblia en otras partes.

Te recomendamos también ver este video, del curso “Dios se revela”:

*Adaptado del material de lectura del curso bíblico “Hacia Una Nueva Vida”, de CPTLN – Chile. Casi todas las citas son tomadas de la Versión Popular de la Biblia, redactada por las Sociedades Bíblicas Unidas de América Latina.


¿Te gustó el artículo? Suscríbete y recibe contenidos como este en tu e-mail:

8 atributos que te explican cómo es Dios según la Biblia

You May Also Like

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *