"Sabemos que la ley es buena, pero nosotros no somos buenos, estamos quebrantados, y la ley nos lo prueba una y otra vez" - Frase destacada del devocional de Navidad de Cristo Para Todas Las Naciones CPTLN Chile "Bajo la ley", del 29/12/2021.

Bajo la ley

Cuando se cumplieron los ocho días para que el niño fuera circuncidado, le pusieron por nombre JESÚS […]. Y cuando se cumplieron los días para que, según la ley de Moisés, ellos fueran purificados, llevaron al niño a Jerusalén para presentarlo ante el Señor [… ], y para ofrecer un sacrificio en cumplimiento de la ley del Señor, que pide “un par de tórtolas, o dos palominos”. 

Lucas 2: 21a, 22, 24

El 1 de enero es la Fiesta de la Circuncisión. Marca el día en que Jesús cumplió ocho días, cuando todos los niños judíos tenían que ser circuncidados. A partir de ese momento, Jesús estaría bajo la ley de Moisés.

Cuando Jesús tenía cuarenta días, su familia tenía que cumplir más requisitos de la ley: María tenía que ofrecer un sacrificio en el templo después del parto y Jesús, como hijo primogénito, también tenía que ser presentado a Dios en el templo. Esto significó un viaje a Jerusalén, a unos diez kilómetros de distancia.

Nosotros también estamos sujetos a la ley, los Diez Mandamientos, el conocimiento básico del bien y el mal, pero, sobre todo a este mandamiento: “Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas” (Marcos 12:30). Fallamos en estas cosas todo el tiempo. Sabemos que la ley es buena, pero nosotros no somos buenos, estamos quebrantados, y la ley nos lo prueba una y otra vez. Necesitamos ayuda. Necesitamos un Salvador.

Jesús conoce nuestra difícil situación. Vino a hacer lo que nosotros nunca podríamos hacer: cumplir la ley de Dios a la perfección y luego librarnos de toda la culpa, la vergüenza y la muerte que nos habíamos provocado. Es como si Jesús nos dijera: “Yo soy tuyo y tú eres mío. Tu muerte se ha convertido en mi muerte y mi resurrección será tu vida. Porque confías en mí eres perdonado y estás seguro y libre para siempre”.

ORACIÓN: Señor, gracias por tomar mi lugar y liberarme. Amén.

Dra. Kari Vo

Para reflexionar:

¿Alguna vez has intentado vivir un solo día a la perfección?

Si es así, ¿qué pasó? Si no es así, ¿qué esperas que suceda?

¿Cómo te ayuda Jesús cuando sientes que eres un fracaso?

© Copyright 2021 Cristo Para Todas Las Naciones

Suscríbete y recibe el devocional diariamente en tu e-mail:

Bajo la ley
¡Compártelo!

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.