"Es una alegría saber que Dios nos usa, seres humanos débiles y frágiles que somos, para anunciar su mensaje de amor y perdón a las personas en todas partes" - Cita del Devocional de Hoy de Cristo Para Todas Las Naciones CPTLN Chile "Bienaventurado el trabajo que hacemos" - 17/07/2020

Bienaventurado el trabajo que hacemos

Y [Jesús] les dijo: «Vayan por todo el mundo y prediquen el evangelio a toda criatura. El que crea y sea bautizado, se salvará; pero el que no crea, será condenado». 

Marcos 16:15-16

Si alguna vez le has dicho a alguien algo que creías que estaba perfectamente claro solo para descubrir que era completamente incomprendido, entonces tienes una idea de cómo debe haberse sentido Jesús (humanamente hablando) acerca de sus discípulos. Les había dicho que iba a sufrir, morir y resucitar de entre los muertos, pero ellos no entendieron nada.

Tan poco entendieron que incluso después de su resurrección, cuando testigos confiables les dijeron que había resucitado de la muerte, no lo creyeron. Marcos nos dice al final de su Evangelio: “[Jesús] Finalmente se apareció a los once mismos, mientras ellos estaban sentados a la mesa, y les reprochó su incredulidad y obstinación, porque no habían creído a los que lo habían visto resucitado” (Marcos 16:14).

Esos once discípulos originales eran hombres con fallas como nosotros, hombres cuya comprensión a menudo era limitada y cuya fe a veces era débil. Sin embargo, fue a esos hombres que nuestro Señor encomendó que llevaran las Buenas Nuevas a toda la creación. Era su tarea decirle al mundo que a través de la vida, muerte y resurrección de Jesús hay salvación para todas las personas.

Es una alegría saber que Dios nos usa, seres humanos débiles y frágiles que somos, para anunciar su mensaje de amor y perdón a las personas en todas partes. Y cómo aumenta ese gozo porque sabemos que nuestro Señor nos da no solo la tarea, sino también el poder para llevarla a cabo, tal como lo hizo con sus discípulos originales. “Ellos salieron entonces y predicaron por todas partes, y el Señor los ayudaba confirmando la palabra con las señales que la acompañaban” (Marcos 16:20).

Cuando estamos involucrados en llegar a todo el mundo con el Evangelio, ya sea a través de nuestro apoyo a los programas de misión de nuestra iglesia o de los Ministerios de Cristo Para Todas las Naciones, Dios nos asegura que Él los bendecirá y que nuestros esfuerzos y testimonio no serán en vano.

Y en nuestra vida como discípulos, si somos fieles a nuestro llamado a proclamar el Evangelio de Jesús en todo el mundo, nuestros esfuerzos serán bendecidos también. Por el Espíritu de gracia de Dios, Él obrará a través de nuestras palabras y acciones, guiando a otros hacia Él para que ellos también puedan algún día llevar Su mensaje a los confines de la tierra.

ORACIÓN: Padre celestial, bendice nuestras palabras y acciones para que otros puedan conocer tu amor a través del mensaje que compartimos. En el nombre de Jesús. Amén.

The Lutheran Layman, marzo de 1979, Ron Schlegel.

Para reflexionar:

1.- ¿Tomas en serio la urgencia en el mandato de Jesús de difundir el Evangelio a todo el mundo?

2.- ¿Cómo podemos cumplir el mandato de Jesús en nuestra vida aquí y ahora?

© Copyright 2020 Cristo Para Todas Las Naciones

Suscríbete y recibe el devocional diariamente en tu e-mail:

Bienaventurado el trabajo que hacemos
¡Compártelo!
En septiembre regalamos biblias - Banner Mes de la Biblia 2020 - CPTLN Chile

You May Also Like

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *