“En tu simiente serán benditas todas las naciones de la tierra” (Hechos 3:25b). - Cita destacada en la imagen del devocional de adviento de Cristo Para Todas Las Naciones CPTLN Chile "Cambio de planes", del martes 30/11/2021 - Imagen de una parte del planeta Tierra iluminado por una estrella.

Cambio de planes

Pero el Señor le había dicho a Abrán: “Vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré. Yo haré de ti una nación grande. Te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición. Bendeciré a los que te bendigan, y maldeciré a los que te maldigan; y en ti serán benditas todas las familias de la tierra”. Y Abrán se fue, tal y como el Señor le dijo, y Lot se fue con él. 

Génesis 12:1-4a

Me pregunto qué pensaba Abrán de su vida antes de que Dios lo llamara. Tenía unos setenta años y estaba casado, pero sin hijos. Esa fue la única gran tristeza de su vida. Sin embargo, él y su esposa vivían entre parientes, por lo que no estaban completamente solos, y probablemente estaban bastante bien económicamente. Seguramente el resto de su vida sería predecible: lo mismo de siempre hasta que les llegara la muerte.

Pero entonces Dios le dijo que fuera donde Él lo mandaba, dejando a sus parientes, su casa y todo lo conocido, prometiéndole que Él haría algo asombroso en su vida y que, gracias a él y a su familia, todas las naciones de la tierra serían bendecidas.

Los planes que Abrán tenía se esfumaron. A partir de ese momento, Abrán nunca sabría de un año para otro dónde viviría o qué cosas le sucederían. Pero conocía la promesa inquebrantable de Dios: “En tu simiente serán benditas todas las naciones de la tierra” (Hechos 3:25b).

Jesús vendría de la familia de Abrán, y Dios bendeciría a todas las personas a través de su nacimiento, sufrimiento, muerte y resurrección. El plan de Dios era atraer a todas las familias del mundo a su propia familia, a través de Jesús nuestro Salvador.

ORACIÓN: Padre, gracias por hacer un plan para hacerme tu hijo a través de Jesús. Amén.

Dra. Kari Vo

Para reflexionar:

¿Qué piensas cuando las cosas no van como las tenías planeadas?

¿Cuál fue tu reacción cuando un plan que tenías cambió inesperadamente?

Cuando no sabes lo que te depara el futuro, ¿cómo encuentras consuelo en Dios?

© Copyright 2021 Cristo Para Todas Las Naciones

Suscríbete y recibe el devocional diariamente en tu e-mail:

Cambio de planes
¡Compártelo!

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.