"Cuando Dios nos conoce plenamente podemos sentirnos seguros, porque Él nunca usará eso contra nosotros" - Cita del Devocional de Hoy de Cristo Para Todas Las Naciones CPTLN Chile "Consuelo en ser conocido" - 16/07/2020

Consuelo en ser conocido

De igual manera, el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad, pues no sabemos qué nos conviene pedir, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles. Pero el que examina los corazones sabe cuál es la intención del Espíritu, porque intercede por los santos conforme a la voluntad de Dios. 

Romanos 8: 26-27

No sé si alguna vez lo has pensado de esta manera, pero hay un cierto consuelo en la bata de hospital. Es reconfortante que un profesional te examine y te diga: “Sí, lo que sientes no está bien, necesitamos hacer algunas pruebas”. Por más aterrorizado que uno esté, al menos ya no está en la tierra de “¿Qué pasa si” o “¿Debería ver a alguien?” o “Tal vez solo estoy imaginando cosas”. Ahora está en manos de médicos que harán todo lo posible para mejorarte. Eres conocido.

De la misma manera hay consuelo en ser conocido por Dios. Es cierto que también puede haber miedo, especialmente si llevamos culpa o vergüenza. Pero hay consuelo, porque al fin podemos relajarnos en las manos de Aquel que nos conoce mejor que nadie, Aquel que nunca será engañado o hará un diagnóstico falso. Él sabe lo que está mal, incluso cuando nosotros no, y es capaz de arreglarlo. Y a pesar de todo nos recibe, nos da la bienvenida, nos ama y nos lleva a sí mismo.

Esto último es lo más importante, ¿no? Es increíblemente doloroso estar expuesto a alguien que no se preocupa por uno, que hasta podría burlarse de uno. Todos hemos tenido esas experiencias, y algunos de nosotros estamos tan profundamente marcados por ellas que nos negamos a visitar a otro médico o hablar con un pastor o con un miembro de la familia. Nos volvemos desconocidos y descuidados, porque tenemos miedo.

Pero con el Señor nunca pasamos desapercibidos. Él es gentil y amable y no nos reprende, incluso cuando sabemos que nuestros problemas son 100% nuestra culpa. Como dice Isaías: “No hará pedazos la caña quebrada, ni apagará la mecha humeante” (Isaías 42:3a). Jesús es la única persona que realmente puede prometernos: “Al que viene a mí, no lo echo fuera” (Juan 6:37b).

Cuando Dios nos conoce plenamente podemos sentirnos seguros, porque Él nunca usará eso contra nosotros. A través de la muerte y resurrección de Jesús, quienes confiamos en Él nos hemos convertido en hijos de Dios. Nos ha traído a confiar en Él para que podamos ser sanados y sanados. Y tenemos la promesa de que el Espíritu Santo ora por nosotros, incluso por todas esas necesidades que son tan profundas que no sabemos lo suficiente como para orar por nosotros mismos. En Él tenemos consuelo todos los que sufrimos y anhelamos ser conocidos por Alguien que nos ama.

ORACIÓN: Señor, ayúdame a descansar en tu amor. Amén.

Dra. Kari Vo

Para reflexionar:

1.- ¿Quién te conoce mejor?

2.- ¿Cómo les demuestras a los demás que los amarás en toda circunstancia?

© Copyright 2020 Cristo Para Todas Las Naciones

Suscríbete y recibe el devocional diariamente en tu e-mail:

Consuelo en ser conocido
¡Compártelo!

You May Also Like

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *