“Por lo tanto, es correcto que miremos a nuestro alrededor y recordemos todo lo que Dios ha hecho por nosotros” - Frase destacada del devocional cristiano de Cristo Para Todas Las Naciones CPTLN Chile - 26/04/2022 - En la imagen, hombre de espaldas, con las manos metidas en los bolsillos del pantalón, parado dentro de una playa, mirando hacia el horizonte con un cielo nublado.

Dando gracias

Cuando hayas entrado en la tierra que el Señor tu Dios te da en posesión, y la hayas tomado y habites en ella, tomarás una parte de todos los primeros frutos que obtengas de la tierra que el Señor tu Dios te da, la pondrás en una canasta, y te dirigirás al lugar que el Señor tu Dios escoja como residencia de su nombre. Te presentarás ante el sacerdote que en esos días esté en funciones, y le dirás: “Hoy declaro, ante el Señor tu Dios, que he entrado en la tierra que el Señor juró dar a nuestros padres”. El sacerdote recibirá de tu mano la canasta y la colocará ante el altar del Señor tu Dios […] tú y tu familia, y los levitas y extranjeros que convivan contigo, harán fiesta por todo el bien que el Señor tu Dios te haya dado.

Deuteronomio 26: 1-4, 11b

Moisés les dio a los israelitas una instrucción a seguir una vez que llegaran a la Tierra Prometida: debían tomar parte de su primera cosecha, ponerla en una canasta y llevarla a la casa del Señor. Luego debían proclamar formalmente que Dios había cumplido su promesa, que los había sacado a salvo de Egipto, de la tierra de la esclavitud, y los había llevado sanos y salvos a su nuevo hogar. ¡Y luego a celebrar!

Este es un gran modelo a seguir para nosotros también. Porque nosotros también hemos sido esclavos, no en Egipto, sino esclavos del pecado. Hemos sido prisioneros bajo el poder del mal, personas sin esperanza y sin ayuda, condenados a muerte. Entonces Jesús vino a rescatarnos con un brazo extendido y con gran poder. Él descendió a nosotros desde el cielo y se convirtió en uno de nosotros, para que nosotros fuéramos su pueblo y Él sería nuestro pariente, nuestro Redentor. Él sufrió y murió por nosotros en la cruz, rompiendo para siempre el poder de la muerte y el mal. Y resucitó de entre los muertos para compartir esa libertad con nosotros, todos los que creemos en él.

Por lo tanto, es correcto que miremos a nuestro alrededor y recordemos todo lo que Dios ha hecho por nosotros. Nosotros también podemos acercarnos al Señor en oración y decir: “Toda mi familia y yo estábamos en problemas, oprimidos por el poder del diablo. Pero tú, Señor, viste nuestro sufrimiento y viniste a nosotros. Nos liberaste al precio de tu propia vida, y nos trajiste sanos y salvos a tu reino. Y ahora vengo a ti para recordar esto y darte gracias de todo corazón. Esto es lo que has hecho por mí, y yo soy tuyo para siempre”.

ORACIÓN: Amado Señor, gracias por hacernos libres y llevarnos a la libertad y el gozo de tu reino. Amén.

Dra. Kari Vo

Para reflexionar:

* ¿Cuándo fue la última vez que le diste las gracias a alguien? ¿Por qué fue?

* ¿En qué área específica de tu vida has visto a Dios liberándote del mal?

© Copyright 2022 Cristo Para Todas Las Naciones

Suscríbete y recibe el devocional diariamente en tu e-mail:

Dando gracias
¡Compártelo!

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.