Navidad

El Edén restaurado

Isaías 35:1-10

El desierto… florecerá en abundancia, y también se alegrará y cantará con júbilo, pues le serán dadas la belleza del Líbano y la hermosura del Carmelo… (Is 35:1a-2)

La puna de Atacama, en Chile, es uno de los lugares más áridos del planeta. Debido a esto, es un lugar escogido para ubicar grandes observatorios astronómicos. Muy de vez en cuando ese desierto, en el que la vida parece imposible, se cubre totalmente de flores. ¡Increíble! Debido al fenómeno climático de “El Niño”, lluvias inusuales transforman ese desierto en un maravilloso jardín.

La vida humana, con sus dramas a causa del pecado, puede ser comparada con un árido desierto. Allí donde debieran brotar la confianza, el amor y la justicia, vemos las ásperas piedras y arenas quemantes del egoísmo, la incredulidad y la inmoralidad. Muchos han perdido toda esperanza en que esto pueda revertirse; por eso se arrastran por la vida como serpientes astutas, dispuestas a dar caza a la primera presa distraída disponible.

Pero hay otra clase de personas: son quienes esperan con ansias “el fenómeno del niño”, aquel que fuera prometido en el Edén. Su presencia en este mundo encenderá la esperanza de una completa renovación, algo posible para los que abrazan con fe su persona y su obra. Él viene a neutralizar en su cuerpo las fuerzas diabólicas que hacen del corazón humano un desierto.

La venida del Prometido abre la esperanza de una lluvia bendecida, un regalo de vida capaz de transformar el desierto de nuestra existencia en un Edén anticipado. Aquí y ahora, por fe, ya recibimos el maravilloso anticipo de esa existencia paradisíaca. En nuestro desierto podemos observar esperanzados al que brilla entre los astros. La estrella de Belén anuncia, brillante, que Él viene a hacer de nuestro desierto un jardín.

Amado Jesús, primogénito de la creación: derrama tu lluvia de gracia sobre la sequedad de nuestra vida, hasta que entremos en tu Edén. Amén.

© Copyright 2016 Cristo Para Todas Las Naciones

El Edén restaurado
¡Compártelo!

You May Also Like

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *