Gracias. Cita de Salmos 106: 47-48

Gracias

Señor y Dios nuestro, ¡sálvanos! ¡Haz que regresemos de entre las naciones para que alabemos tu santo nombre, y alegres te cantemos alabanzas! ¡Bendito seas Señor, Dios de Israel, desde siempre y hasta siempre! Que todo el pueblo diga: «¡Amén!» ¡Aleluya! Salmo 106: 47-48

 

 

Un reservista de la Armada fue asaltado en la ciudad de Milwaukee, Estados Unidos. El informe policial dijo que, apuntándolo con una pistola en el cuello, fue forzado a tirarse al suelo. Así tuvo que permanecer mientras cuatro ladrones robaban su billetera, sus llaves, su celular y dieciséis dólares.

 

Cuando uno de los ladrones vio la identificación de la Armada en su billetera, ordenó a los demás a devolver todo lo robado diciendo que debían respetar a los militares. Luego le dio gracias al soldado por su servicio al país, se disculpó por el inconveniente y desapareció en la oscuridad de la noche junto con los demás.

 

En pocos minutos el reservista se levantó dando gracias porque no le había pasado nada de lo que podía haberle pasado.

 

Esta historia me recuerda una vieja anécdota acerca de Matthew Henry, el famoso estudioso de la Biblia.

 

Al igual que al reservista de nuestra historia, al Rev. Henry también le robaron y lo dejaron ileso. Esa noche, antes de irse a la cama, escribió en su diario lo siguiente: “Amado Dios, quiero agradecerte, primero, porque nunca antes me habían robado; segundo, porque aunque tomaron mi billetera, respetaron mi vida; tercero, porque aunque tomaron todo lo que tenía, no era mucho; y cuarto, porque yo fui robado y no fui yo quien robó”.

 

Al celebrar el Día de Acción de Gracias, me pregunto si todos podremos decir una oración como esa.

 

ORACIÓN: Amado Señor, muchos hemos pasado por momentos difíciles, pero no imposibles. Hemos pasado por momentos de soledad, pero contrarrestados por la presencia de nuestro eterno Salvador. Hemos cargado cruces, pero con Jesús a nuestro lado no nos han quebrantado. Señor, te damos gracias por el dolor que no hemos sufrido, las heridas que no hemos tenido, las pérdidas que nunca ocurrieron. Y te damos gracias por tu dádiva de gracia y libertad de la tiranía espiritual y terrenal. En el nombre de Jesús. Amén.

 

 

Publicado originalmente en Paraelcamino.com

 

 

© Copyright 2018 Cristo Para Todas Las Naciones

Gracias
¡Compártelo!

You May Also Like

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *