Navidad

La palabra de Dios

Zacarías le preguntó al ángel: “¿Y cómo voy a saber que esto será así? ¡Yo estoy ya muy viejo, y mi esposa es de edad avanzada!” El ángel le respondió: “Yo soy Gabriel, y estoy en presencia de Dios. He sido enviado a hablar contigo para comunicarte estas buenas noticias. Pero como no has creído mis palabras, las cuales se cumplirán a su debido tiempo, ahora vas a quedarte mudo, y no podrás hablar hasta el día en que esto suceda”. (Lucas 1:18-20)

Zacarías me da lástima. ¡Estar mudo durante nueve meses no es un castigo ligero para un sacerdote! Habrá tenido que llevar a cabo sus tareas en el templo en Jerusalén sin poder orar, cantar, enseñar y bendecir a las personas. Y cuando regresaba a su casa, tenía que contarle a Elisabet todo lo que había hecho, sin poder hablar. Debe haber sido interesante. Zacarías se negó a creer las palabras del ángel y por ello Dios le quitó sus palabras.

Pero luego que Juan nació, en el día de su circuncisión, Dios tuvo misericordia de Zacarías y le restauró el habla. ¡Esta vez Zacarías sí supo qué hacer! Inmediatamente utilizó sus palabras para glorificar a Dios, pero no por haberle restaurado el habla o por haberle dado el hijo que tanto había deseado. No, lo alabó por algo que nadie se daba cuenta estaba sucediendo en ese momento… Dios estaba enviando a Jesús al mundo:

“Bendito sea el Señor, Dios de Israel,
porque ha venido a redimir a su pueblo.
Nos ha levantado un poderoso Salvador
en la casa de David, su siervo,
tal y como lo anunció en el pasado
por medio de sus santos profetas…” (Lucas 1:68-70)

Dios estaba enviando a su propio Hijo, su propia Palabra, al mundo para ser nuestro Salvador. Jesús es la Palabra de Dios porque él nos da a conocer a Dios, él es Dios con nosotros, entre nosotros, actuando para salvarnos. ¿Cómo sabemos lo que otra persona piensa? A través de sus palabras. ¿Cómo sabemos lo que Dios piensa? A través de Jesús, su Palabra.

Como Jesús es verdadero hombre, podemos comprenderlo. Y como es verdadero Dios, podemos conocer el corazón de Dios.

ORACIÓN: Palabra de Dios, te damos gracias por haber venido a habitar entre nosotros. Amén.

© Copyright 2017 Cristo Para Todas Las Naciones

La palabra de Dios
¡Compártelo!

You May Also Like

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *