"Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá. Y todo aquel que vive y cree en mí, no morirá eternamente" (Juan 11:25-26) - Cita del Devocional de Cuaresma de Cristo Para Todas Las Naciones CPTLN Chile "Liberación de la muerte" - 19/03/2020

Liberación de la muerte

Y habiendo dicho esto, clamó a gran voz: “¡Lázaro, ven fuera!”. Y el que había muerto salió, con las manos y los pies envueltos en vendas, y el rostro envuelto en un sudario. Entonces Jesús les dijo: “Quítenle las vendas, y déjenlo ir”.

Juan 11:43-44

La muerte no es natural. Es algo malo. Todos lo sabemos, en nuestros corazones y en nuestras entrañas, no importa quién nos diga que es “natural” y “de esperar”. No lo es.

Jesús también reconoció ese hecho. Cuando su amigo Lázaro murió, lloró. Jesús reconoció el destino de Génesis 3:19 en alguien a quien amaba: “Porque polvo eres, y al polvo volverás”.

Jesús compartió nuestra respuesta a la muerte. Pero luego hizo lo que solo Dios puede hacer: resucitó a Lázaro de la muerte. Y promete hacer lo mismo con todos los que confiamos en él, cuando regrese para llevarnos a todos al reino de Dios. Esta es nuestra esperanza y nuestro consuelo mientras vivimos en un mundo agonizante.

Cuando era joven, la muerte era algo teórico. Pero después de cuatro muertes en la familia el año pasado, me aferro con todas mis fuerzas a las palabras que Jesús le dijo a la hermana de Lázaro: “Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá. Y todo aquel que vive y cree en mí, no morirá eternamente” (Juan 11:25-26). Espero que tú también lo estés al enfrentar la muerte de tus seres queridos o tu propia muerte.

La Biblia nos dice que Jesús vino a este mundo para liberarnos de la muerte. “Porque es necesario que él reine hasta que haya puesto a todos sus enemigos debajo de sus pies, y el último enemigo que será destruido es la muerte” (1 Corintios 15:25-26). Jesús hace esto no con fuerza bruta, sino dando su vida. Dios mismo, el autor de la vida, se somete a la muerte en una cruz y resucitando luego a la vida al tercer día. ¿Quién podría haber predicho tal maravilla?

ORACIÓN: Señor, que tienes poder sobre la muerte, vivifícanos para siempre. En Jesús. Amén.

Dra. Kari Vo

Para reflexionar:

1.- ¿Qué edad tenías cuando entendiste por primera vez qué es la muerte?

2.- ¿De qué manera la victoria de Jesús sobre la muerte te da esperanza?

© Copyright 2020 Cristo Para Todas Las Naciones

Suscríbete y recibe el devocional diariamente en tu e-mail:

Liberación de la muerte
¡Compártelo!

You May Also Like

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *