Lo que debes recordar - Devocional de Cristo Para Todas Las Naciones CPTLN Chile - 05/11/2019

Lo que debes recordar

Tú, hijo mío, esfuérzate en la gracia que tenemos en Cristo Jesús.

Lo que has oído de mí ante muchos testigos, encárgaselo a hombres fieles que sean idóneos para enseñar también a otros.

Tú, por tu parte, sufre penalidades como buen soldado de Jesucristo.

Ninguno que milita se enreda en los negocios de la vida, a fin de agradar a aquel que lo tomó por soldado. Y tampoco el que lucha como atleta es coronado, si no lucha legítimamente.

El labrador, para participar de los frutos, debe trabajar primero.

Considera lo que digo, y el Señor te dé entendimiento en todo.

Acuérdate de Jesucristo, del linaje de David, que resucitó de los muertos conforme a mi evangelio, en el cual sufro penalidades y hasta encarcelamientos, como si fuera yo un malhechor; pero la palabra de Dios no está presa.

Por eso todo lo soporto por causa de los escogidos, para que ellos también obtengan la salvación que es en Cristo Jesús con gloria eterna.

Esta palabra es fiel: Si morimos con él, también viviremos con él; si sufrimos, también reinaremos con él; si lo negamos, también él nos negará. si somos infieles, él permanece fiel; Él no puede negarse a sí mismo.

2 Timoteo 2:1-13

Mi hijo está trabajando en solicitudes de admisión a la universidad. Eso es difícil para mí como madre. Yo quiero pasarle sabiduría, prevenirlo de cometer errores, dirigirlo en la dirección correcta… y, sin embargo, por supuesto, tengo límites en cuanto a lo que puedo decir o hacer. Tiene que tomar sus propias decisiones y descubrir lo que Dios quiere hacer en su vida. ¿Y yo? Bueno, debo aprender a mantenerme al margen.

En 2 Timoteo 2 podemos ver a Pablo sintiéndose así por Timoteo, un joven a quien ama como a un hijo. Hay algo que quiere transmitirle por encima de todo y es lo que yo quiero también para mi hijo: “Acuérdate de Jesucristo, del linaje de David, que resucitó de los muertos conforme a mi evangelio”. Por más que olvides todo lo demás, recuérdalo a él.

Recuerda a tu Salvador, Dios, quien descendió del cielo, vivió, sufrió y murió en la cruz. Él hizo todo esto por tu propio bien. Recuerda a Aquel que resucitó de entre los muertos y que no volverá a morir jamás. Lo hizo todo para darte a ti, y a todos los que creen en él, vida eterna y gozo sin fin. Por eso tú puedes convertirte en la persona que Dios quiere que seas, en la gloria plena de tu humanidad.

Recuerda a quien te dio al Espíritu Santo que vive dentro de ti y quien te lleva de gloria en gloria, haciéndote parecer cada vez más al mismo Jesús, creando una semejanza en ti a la del Hijo de Dios. Recuerda a quien te envió al mundo, prometiendo que nunca te dejará solo y siempre estará a tu lado hasta el día en que él vuelva para llevarte a tu hogar de vida eterna con Dios y los creyentes.

Recuérdalo a él. Si se te olvida todo lo demás, recuérdalo a él.

ORACIÓN: Querido Señor Jesús, mantén mi corazón siempre fijo en Ti. Amén.

Dra. Kari Vo

Para reflexionar:

1.- ¿Qué quieres que las personas recuerden de ti?
2.- ¿Qué es lo más importante en tu vida y cómo se lo comunicas a las personas que amas?

© Copyright 2019 Cristo Para Todas Las Naciones

Suscríbete y recibe el devocional diariamente en tu e-mail:

Lo que debes recordar

You May Also Like

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *