Nunca nos abandonará - Devocional de Cristo Para Todas Las Naciones CPTLN Chile - 20/12/2019

Nunca nos abandonará

El nacimiento de Jesucristo fue así: María, la madre de Jesús, estaba comprometida con José, pero antes de unirse como esposos se encontró que ella había concebido del Espíritu Santo.

Mateo 1:18

El Espíritu Santo nunca dice nada por accidente.

Es por eso que las palabras en Mateo 1 son tan inquietantes: María “se encontró que ella había concebido”.

¿Qué hay detrás de las palabras “se encontró? Terror. Enfado. Escándalo. Incredulidad. Mucho dolor. Familia molesta. Dudo que la casa de María fuera un lugar feliz, al menos por un tiempo.

María tenía una explicación perfectamente inocente, aunque dada la naturaleza humana, me pregunto cuántas personas le creyeron. Pero nosotros también tenemos nuestros momentos de ser “descubiertos”, cuando un amigo o pariente nos confronta con una verdad que tratamos de ocultar. Sentimos terror y vergüenza cuando nos preguntamos qué hará la verdad largamente oculta a nuestras familias, nuestros trabajos, nuestra reputación.

En momentos como estos no hay nada que hacer sino huir hacia aquel que nos salva de la vergüenza y el miedo, a Jesús. No hay necesidad de preocuparse por ser “descubierto” por él. Él ya lo sabe. Y porque lo sabe dio su vida por nosotros, haciendo todo lo necesario para rescatarnos y liberarnos de nuestro terror y culpa.

Él nunca nos abandonará, no importa lo que se descubra que hayamos hecho. Él dice: “Ven a mí”, y lo dice en serio. No nos gritará. No nos hará preguntas que no tienen respuesta como “¿por qué?”. Nos recibirá, nos lavará, nos sanará y nos hará nuevos.

ORACIÓN: Querido Señor, sostenme cuando esté aterrorizado y avergonzado. En el nombre de Jesús. Amén.

Para reflexionar

1.- Alguna vez has recibido misericordia y compasión cuando no lo merecías?

2.- ¿Cuán difícil te resulta consolar y perdonar a un ser querido que ha hecho algo inapropiado?

© Copyright 2019 Cristo Para Todas Las Naciones

Editado por CPTLN-Chile / MGH

Suscríbete y recibe el devocional diariamente en tu e-mail:

Nunca nos abandonará
¡Compártelo!

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.