Porque Jesús murió, a nosotros nos aguarda la vida eterna - Frase destacada del devocional cristiano de Cristo Para Todas Las Naciones CPTLN Chile - 7/04/2022

Pragmatismo

Uno de ellos, Caifás, que ese año era sumo sacerdote, les dijo: “Ustedes no saben nada, ni se dan cuenta de que nos conviene que un hombre muera por el pueblo, y no que toda la nación perezca”. Pero esto no lo dijo por cuenta propia sino que, como aquel año era el sumo sacerdote, profetizó que Jesús moriría por la nación.

Juan 11:49-51

Pragmático. Cínico. Así podríamos calificar a Caifás. Quienes ostentan el poder son capaces de tramar cosas muy malvadas para retenerlo. La casta que manejaba el templo y sus negocios iba a revelar su podredumbre en aquellos días claves previos a la crucifixión. Jesús acababa de resucitar a Lázaro. Había razones para temer un pico de popularidad. Caifás, temeroso de que la gente siguiera masivamente a Jesús, recomendaría una solución práctica: que muera uno en vez de toda la nación.

Pero el designio de Dios era tan perfecto que, si alguien se proponía destruirlo, en realidad contribuía a su éxito. El plan de nuestra salvación requería del sacrificio del Cordero de Dios. Su gloria máxima no sería alcanzada por medio de sus milagros, aunque hubiese resucitado a cien muertos. La glorificación de Jesús, según el evangelio de San Juan, vendría cuando Él fuera levantado a la cruz.

Caifás no podía saberlo. Ni siquiera se molestó en averiguar los antecedentes de ese nazareno inoportuno. Su obsesión era salvar su tajada de poder. Pero, aunque su plan era cínico, estaba facilitando el plan de Dios. ¡Un corrupto hablando como profeta, movido por los intereses más oscuros!

Tú y yo estamos entre aquellos cuya muerte se iba a evitar por la muerte del inocente Hijo de Dios. Caifás tenía razón. Lo que él planeaba para mal, terminó siendo nuestra bendición. Porque Jesús murió, a nosotros nos aguarda la vida eterna.

ORACIÓN: Amado Padre: gracias por tu maravilloso plan de salvación. Te alabo y bendigo, Padre, por entregar a tu Hijo por mí. Amén.

Prof. Antonio R. Schimpf – Seminario Concordia, Buenos Aires, Argentina

Para reflexionar:

  • ¿Has sufrido por causa de personas poderosas y corruptas?
  • ¿Puedes recordar cuando algo que te hicieron con maldad te benefició?
  • ¿De qué manera la muerte de Jesús ha sido para tu beneficio?

© Copyright 2022 Cristo Para Todas Las Naciones

Suscríbete y recibe el devocional diariamente en tu e-mail:

Pragmatismo
¡Compártelo!

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.