Encontramos descanso en Jesús cada vez que su Palabra en la Biblia es compartida y hablada. - Frase destacada del devocional cristiano de Cristo Para Todas Las Naciones CPTLN Chile - 15/02/2022

Señor del sábado

Y añadió: «El Hijo del Hombre es también Señor del día de reposo». 

Lucas 6:5

Una de las escenas más convincentes de la historia de “El violinista en el tejado” es la oración del Sabbat o día de reposo. Desde el momento en que Golde enciende las velas del Sabbat hasta que aparece la primera estrella en el cielo veinticuatro horas después, el día de reposo es una imagen de paz con Dios y con los demás. Cada vez que veo la escena cuando la gente de Anatevka deja todo para dar la bienvenida al sábado, me encuentro admirando esa práctica. Me pongo a pensar: “¿No sería bueno que más cristianos observaran esta práctica de guardar el sábado?”.

No estoy diciendo que los cristianos deban guardar el sábado en la forma en que los fariseos de la época de Jesús le enseñaban a la gente a guardar el sábado. No puedo decir eso porque el Nuevo Testamento dice: “Que nadie los juzgue… (con respecto al) día de reposo”. ¿Por qué? Porque las leyes rituales del judaísmo, incluyendo el Sabbat, el comer kosher y la circuncisión, son “sombra de lo que está por venir; pero lo real y verdadero es Cristo” (ver Colosenses 2:16-17).

Es algo como esto: envían a un esposo a trabajar lejos de su casa y temporalmente se tiene que separar de su esposa. La esposa guarda una foto de su esposo, una foto que él le dio. Ella mantiene la foto cerca mientras están separados. Pero luego, un día, la separación termina y se reencuentran en persona. Entonces, ¿qué pasa con la foto? Es reemplazada por la experiencia real de los dos esposos de pie en presencia uno del otro.

El Sabbat, o día de reposo, era una imagen de paz en la presencia de Dios. Y esta imagen, junto con todos los rituales del Antiguo Testamento, se reemplazan con la experiencia real de estar en la presencia de Jesucristo, el Mesías judío. Ser conocido por Él y amado por Él como parte de su pueblo, la novia de Cristo (ver Efesios 5:30), es una experiencia insuperable, así como la presencia de una persona supera una fotografía. Pero, si amas a una persona, aún puedes admirar su foto, ¿verdad?

Los seguidores de Jesús finalmente descansan no en un día, sino en una Persona. Encontramos descanso en Jesús cada vez que su Palabra en la Biblia es compartida y hablada. Encontramos descanso en Él dondequiera que una persona es bautizada y siempre que los bautizados se reúnen alrededor del pan y el vino de la Comunión con la promesa de su presencia. Para encontrar a Jesús hoy, tanto en la soledad como en la compañía de otros, tendrás que dejar de lado el trabajo por un momento. Así, tú y yo podemos admirar las prácticas de guardar el sábado, incluso adoptar y adaptar algunas de ellas. Y el Día en que Él regrese, como las familias de Anatevka detuvieron todo para recibir el sábado en sus vidas, nosotros detendremos todo para recibir al Señor del Sábado en la nuestra.

ORACIÓN: Señor Jesús, gracias por bendecirnos con tu paz y presencia. Encontramos nuestro descanso sabático en ti, y solo en ti. Amén.

Rev. Dr. Michael Zeigler, orador de La Hora Luterana

Para reflexionar:

* Mira “La oración del día de reposo del violinista en el tejado” en YouTube. ¿Qué puedes admirar de esto?

* ¿Cuál ritmo de balance entre el trabajo y el descanso te ayuda a encontrar a Jesús, tanto en la soledad como en la compañía de otros?

© Copyright 2022 Cristo Para Todas Las Naciones

Suscríbete y recibe el devocional diariamente en tu e-mail:

Señor del sábado
¡Compártelo!

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.