Los planes de hombres despiadados no pudieron vencer el plan de salvación de Dios - cita del devocional cristiano de Cristo Para Todas Las Naciones CPTLN Chile "Sostenido" - 27/09/2021

Sostenido

Dios mío, ¡escucha mi oración! ¡Presta oído a las palabras de mi boca! Gente extraña se ha levantado contra mí; gente violenta intenta matarme. Dios mío, ¡son gente que no te toma en cuenta! Pero tú, mi Dios, eres quien me ayuda; tú, Señor, eres quien sustenta mi vida. 

Salmo 54: 2-4

En su ascensión, Jesús les dijo a sus discípulos que serían sus testigos empoderados por el Espíritu “en Jerusalén, en Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra” (Hechos 1: 8b). 

La palabra de Jesús se cumplió y los discípulos comenzaron su tarea de testificar. En el templo de Jerusalén, Pedro y Juan proclamaron la muerte y resurrección de Jesús y, en el nombre de Jesús, llevaron la curación a un hombre que había sido cojo de nacimiento. 

Amenazados por sus enseñanzas, los líderes religiosos arrestaron a los discípulos y los llevaron ante el consejo gobernante. Después de dar su testimonio, Pedro y Juan fueron puestos en libertad y se les ordenó que dejaran de predicar acerca de Jesús, un mandato que ellos no podían obedecer. 

Al reunirse con sus hermanos en la fe, los discípulos oraron pidiendo audacia en su testimonio, recordando el salmo que hablaba del odio de los gobernantes hacia el Mesías: “Los reyes de la tierra se reunieron, y los príncipes se confabularon, contra el Señor, y contra su Cristo” (Hechos 4:26).

Jesús experimentó lo que este salmo describe. Gente extraña se levantó contra Él. Hombres despiadados intentaron con éxito quitarle la vida. Los gobernantes religiosos que tramaron la muerte de Jesús creían que estaban sirviendo a Dios pero, en realidad, no “pusieron a Dios antes que ellos”. Al rechazar al Mesías, el Ungido del Señor, rechazaron al Padre que lo envió. Jesús fue condenado a muerte y enviado a la cruz. Sin embargo, como los discípulos dirían más tarde en oración, los hombres despiadados hicieron lo que el plan de Dios ya había “determinado que sucediera” (Hechos 4: 28b). Jesús cumplió el propósito para el cual fue enviado. Murió en la cruz como el sacrificio perfecto para expiar los pecados del mundo. Su resurrección también fue según el plan de Dios, un resultado conocido antes de la fundación del mundo. Los planes de hombres despiadados no pudieron vencer el plan de salvación de Dios.

La oración de este salmo es la oración del pueblo de Dios en todas partes. En todo el mundo, los cristianos sufren persecución cuando extraños se levantan contra los seguidores de Jesús y hombres despiadados buscan, a menudo con éxito, destruirlos. Cuando los reyes y gobernantes se unen contra Jesús, los gobiernos y los líderes religiosos se unen contra los que siguen al Salvador. Incluso donde hay libertad de religión y adoración, los cristianos pueden enfrentar el ridículo y el desdén por sus creencias y comportamiento. 

Oramos por nuestros hermanos y hermanas en Cristo que diariamente enfrentan amenazas a sus hogares, iglesias, empleos y vidas. Con nuestros hermanos en la fe, ofrecemos al trono de Dios la oración de los primeros discípulos: “Señor, mira sus amenazas, y concede a estos siervos tuyos proclamar tu palabra sin ningún temor” (Hechos 4: 29b). Frente a aquellos que no ponen a Dios antes que a sí mismos, oramos: “Todo el tiempo pienso en ti, Señor; contigo a mi derecha, jamás caeré” (Salmo 16: 8).

ORACIÓN: Dios Todopoderoso, dales valor a aquellos que sufren por causa de Jesús y hazme un testigo valiente de mi Salvador. Amén.

Dra. Carol Geisler

Para reflexionar:

* ¿De qué formas te ha sostenido Dios cuando la vida es difícil?

* ¿Qué significa decir que el Señor está a tu diestra?

© Copyright 2021 Cristo Para Todas Las Naciones

Suscríbete y recibe el devocional diariamente en tu e-mail:

Sostenido
¡Compártelo!

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.