"Dios vio que estábamos en la oscuridad perdidos, sin esperanza, ni alegría, ni calor, ni vida". Un poco de luz, devocional de Cristo Para Todas Las Naciones CPTLN Chile - 31/01/2020

Un poco de luz

… nos ha librado del poder de la oscuridad y nos ha trasladado al reino de su amado Hijo, en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de los pecados. Él es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda la creación. En él fue creado todo lo que hay en los cielos y en la tierra, todo lo visible y lo invisible; tronos, poderes, principados, o autoridades, todo fue creado por medio de él y para él. Él existía antes de todas las cosas, y por él se mantiene todo en orden. Él es la cabeza del cuerpo, que es la iglesia. Él es el principio, el primogénito de entre los muertos, para tener la preeminencia en todo, porque al Padre le agradó que en él habitara toda plenitud, y por medio de él reconciliar consigo todas las cosas, tanto las que están en la tierra como las que están en los cielos, haciendo la paz mediante la sangre de su cruz.

Colosenses 1:13-20

Cuando era pequeña, a veces leía en la oscuridad. Mi madre a menudo entraba a mi habitación, veía lo que estaba haciendo y me decía: “¿Por qué estás leyendo en la oscuridad? ¡No hay suficiente luz para tus ojos! ¡Eso no es bueno!”. Con solo pulsar un interruptor, ella me llevaba del reino de las tinieblas a un reino de luz. Luego se iba, murmurando, hasta la próxima vez que yo lo hacía de nuevo.

Eso es exactamente lo que Dios ha hecho por nosotros. No tanto física, sino espiritualmente. Dios vio que estábamos en la oscuridad perdidos, sin esperanza, ni alegría, ni calor, ni vida. Y porque nos ama, no se quedó de brazos cruzados. Él envió a su Hijo Jesús a sufrir, morir y resucitar por nosotros, para que podamos ser llevados a Su luz maravillosa.

Y mientras nos frotamos los ojos ante esa luz deslumbrante, pensamos: ¿de qué tipo de luz estamos hablando? ¿Cómo es este Jesús, la Luz del mundo y nuestra luz personal en nuestra vida diaria?

Pablo nos lo explica. Y lo hace muy bien. Este Jesús, nos dice, no es solamente quien perdona nuestros pecados y nos ayuda con nuestros problemas diarios, aunque ciertamente lo hace. Jesús es mucho más que eso. “Él es la imagen del Dios invisible”, de modo que si alguna vez queremos saber cómo es Dios el Padre, solo tenemos que mirar a Jesús. Él hace que lo invisible sea visiblemente claro para nosotros.

Pero todavía hay más. Él es Aquel por quien todas las cosas fueron creadas. Punto. Todo, desde los ángeles hasta los átomos y todo lo demás. Él mantiene todas esas cosas, momento a momento. Si no fuera por él, todo caería desastrosamente en la nada.

En la jerarquía humana, Jesús es la cabeza de toda la iglesia cristiana, que es su cuerpo. Él nos guía y nos protege y él es quien entró primero en la muerte y salió del otro lado, a la vida eterna. Somos su cuerpo, así que todos lo seguiremos allá también. Y él es quien reconcilió todas las cosas consigo mismo a través de su propia muerte en la cruz, limpiándonos del pecado y liberándonos del mal. Y no solo a nosotros, sino a todas las cosas en la tierra y en el cielo.

Esa es la luz que tenemos: Jesucristo, la luz del mundo y la luz de nuestras vidas también. Esto es mucho para asimilar. Y muy a menudo nos olvidamos de todas esas cosas “divinas”, al igual que nos olvidamos de la capa de ozono y los rayos del sol cuando estamos sentados afuera en un hermoso día. Está bien que tengamos una relación cercana con nuestro Señor quien nos ama y se acerca a nosotros. Pero también es importante retroceder de vez en cuando y ver exactamente quién se ha entregado para vivir de una manera tan íntima con nosotros: nuestro Señor Jesús, Dios de dioses y Luz de luz.

ORACIÓN: Querido Señor Jesús, ayúdame a ver más y más quién eres realmente y a regocijarme en ello. Amén.

Dra. Kari Vo

Para reflexionar:

1.- ¿Cómo te hace sentir cuando te pones a pensar en los muchos otros aspectos de la vida y obra del Señor, aparte de los que conoces? ¿Por qué?

2.- ¿Con quién puedes compartir hoy alguno de los aspectos de la vida y obra de Jesús?

© Copyright 2019 Cristo Para Todas Las Naciones

Suscríbete y recibe el devocional diariamente en tu e-mail:

Los días de Herodes - Devocional de Adviento de Cristo Para Todas Las Naciones CPTLN Chile - 05/12/2019

“Los días de Herodes”

En los días de Herodes, rey de Judea, había un sacerdote llamado Zacarías.

Lucas 1:5a

“En los días de Herodes”, dice Lucas. Es fácil omitir esas palabras, tratarlas como una fecha y nada más. Sin embargo, si hacemos eso, perdemos algo importante.

¿Quién era este Herodes, rey de Judea? En algunos aspectos era un genio, un gran constructor. Pero eso no es todo. Aquí hay algunas otras palabras que lo describen bien: gobernante extranjero, gastador en lujos, conspirador, loco, criminal, asesino de su esposa e hijos, terrorista.

Dada la historia de Herodes, Lucas probablemente no solo está dándonos una fecha, sino también recordándonos cómo fueron esos días. ¿Te imaginas vivir bajo un gobernante así? Fueron días verdaderamente oscuros. Debe haber sido fácil perder la esperanza, sentirse desamparado por Dios, abandonado a sufrir en un mundo sin sentido.

Y ese fue el momento que Dios eligió para enviar al ángel Gabriel a Zacarías. “Vas a tener un hijo”, le dijo. “Tu hijo preparará a la gente para la venida del Señor”. La luz está a punto de surgir en la oscuridad. ¡Dios no ha olvidado a su pueblo!

Nosotros también vivimos en días oscuros. Guerra. Abuso. Codicia. Desastre ecológico. Racismo. Terrorismo. Es fácil estar aterrorizados por lo que le pasa a nuestro mundo. Sin embargo, Dios nos dice: “Mira hacia arriba. No te he abandonado. He enviado a mi Hijo Jesús para que sea tu Salvador. Él destruirá los poderes de la oscuridad y te rescatará del mal. La oscuridad no tendrá la última palabra. Mi Hijo brilla en la oscuridad, y la oscuridad no lo ha vencido” (ver Juan 1:5).

ORACIÓN: Querido Padre, cuando tenemos miedo, ayúdanos a confiar en tu Hijo Jesús. En su nombre. Amén.

Dra. Kari Vo

Para reflexionar:

1.- ¿Dónde o en qué encuentras consuelo cuando tienes miedo?
2.- ¿De qué manera la muerte y resurrección de Jesús te ayudan ante el temor?

© Copyright 2019 Cristo Para Todas Las Naciones

Suscríbete y recibe el devocional diariamente en tu e-mail: