"Dios también es bondadoso y misericordioso con nosotros. Sabe que en lo espiritual somos niños y cometemos errores básicos" - Cita del Devocional de Hoy de Cristo Para Todas Las Naciones CPTLN Chile "Aprendiendo a escuchar" - 13/01/2021

Aprendiendo a escuchar

El joven Samuel servía al Señor bajo la supervisión de Elí. En aquellos días el Señor no se comunicaba ni en visiones, pues éstas no eran frecuentes. 

Un día, mientras Elí reposaba en su aposento, pues tenía la vista cansada y casi no veía, y Samuel dormía en el santuario donde estaba el arca de Dios y la lámpara de Dios aún no se apagaba, el Señor llamó a Samuel, y él respondió: «Aquí estoy, Señor». Así que fue corriendo a donde estaba Elí, y le dijo: «Aquí estoy. ¿Para qué me llamaste?». Pero Elí le respondió: «Yo no te he llamado. Vuelve a acostarte». Y Samuel volvió y se acostó. 

Pero el Señor volvió a llamar a Samuel, así que el joven se levantó, fue a ver a Elí y le dijo: «Aquí estoy. ¿Para qué me has llamado?». Y Elí volvió a decirle: «Yo no te he llamado, hijo mío. Regresa y acuéstate». 

En aquel tiempo, Samuel aún no conocía al Señor, ni se le había revelado su palabra. Y el Señor llamó por tercera vez a Samuel, y él se levantó y fue a ver a Elí, y le dijo: «Aquí estoy. ¿Para qué me has llamado?». Con esto, Elí entendió que el Señor había llamado al joven, así que le dijo a Samuel: «Ve y acuéstate. Y si vuelves a escuchar que te llaman, dirás: “Habla, Señor, que tu siervo escucha”». Y Samuel fue y se acostó. Entonces el Señor se detuvo junto a él, y lo llamó como las otras veces: «¡Samuel, Samuel!». Y Samuel respondió: «Habla, Señor, que tu siervo escucha». 

1 Samuel 3:1-10

Hoy tenemos la historia de cómo Dios llamó a Samuel para que fuera Su profeta, que no empieza muy bien. Dios llama a Samuel cuatro veces antes de que el niño entienda quién lo está llamando y que necesita quedarse donde está y prestar atención.

Nosotros también somos así, ¿no? Confiamos en que Dios nos dirigirá y nos mostrará lo que Él quiere que hagamos. Y, sin embargo, nos preocupa perder el camino correcto, no escuchar a Dios cuando nos llama, hacerlo mal. Y eso nos causa vergüenza y miedo.

Pero no tiene por qué ser así. ¡Mira qué paciente es Dios con Samuel! Sabe perfectamente que Samuel es un niño que nunca había escuchado la voz de Dios y le permite correr hacia su padre adoptivo tres veces, porque quizás será mucho menos aterrador para Samuel que Elí le dijera qué hacer.

Dios también es bondadoso y misericordioso con nosotros. Sabe que en lo espiritual somos niños y cometemos errores básicos. Por eso es que se inclina hacia nosotros en nuestra debilidad con paciencia y amor, sin sorprenderse nunca, hasta que aprendemos.

Pero hace más aún: lucha por nosotros, los hijos perdidos de la humanidad, para que podamos convertirnos en Sus hijos y vivir con Él para siempre. A través de su muerte y resurrección, hace lo que nosotros no podemos hacer: derrota el poder de la muerte y el mal y nos lleva a casa, sin importar cuánto tiempo nos lleve escuchar su llamado.

ORACIÓN: Padre celestial, enséñanos a escucharte cuando llamas. En el nombre de Jesús. Amén.

Dra. Kari Vo

Para reflexionar:

1.- ¿Cómo es dar instrucciones a los niños pequeños? ¿Cómo se compara eso con Dios hablándote a ti?

2.- Cuando miras hacia atrás en tu vida, ¿dónde ves a Dios guiándote, incluso si en ese momento no lo sabías?

© Copyright 2021 Cristo Para Todas Las Naciones

Suscríbete y recibe el devocional diariamente en tu e-mail:

“Los papás que aman se toman el tiempo para poner límites” - Cita de Patricia Nagel, en la charla Educando a los niños con amor - Cristo Para Todas Las Naciones CPTLN Chile

“Los papás que aman se toman el tiempo para poner límites”

“Una persona que nunca tuvo límites es una persona que no va a poder vivir en sociedad, ni adaptarse”.

La frase es de la psicopedagoga Patricia Nagel, quien dictó la charla “Educando a los niños con amor” el pasado 12 de noviembre de 2020 de forma virtual, un evento realizado conjuntamente por los Centros de Ministerio de Cristo Para Todas Las Naciones en Argentina, Chile y Uruguay, con el apoyo de Vivenciar.net.

“Los papás que aman son papás que se toman el tiempo para poner límites, porque poner límites y disciplina toma mucho tiempo, sobre todo si lo voy a hacer con amor”, dijo, a la vez que acotó que no se trata de gritar, insultar o pegar, pues estos comportamientos lo único que demuestran es “incapacidad para dominar nuestras propias emociones”.

La psicopedagoga explicó que los límites y la disciplina se ponen desde que los niños son bebés, con amor y consistencia, es decir, que un “no” sea siempre no, que un “sí” sea siempre sí, pero nunca que un “no” a veces sea un “sí”. Esta es una de las necesidades de los niños para crecer con una estructura psíquica y emocional fuertes.

“Una persona que nunca tuvo límites es una persona que no va a poder vivir en sociedad, ni adaptarse”

A las personas que avalan la violencia bajo la creencia de que así fueron criados y, según afirman, no tienen traumas, la experta les aclaró lo siguiente: “Tal vez no tengan un trauma muy visible cuando caminan por la vereda, pero muchos de los fumadores están controlando ansiedades viejas de cosas que les han pasado y no han podido resolver. Muchos de los que tienen la necesidad de comer desaforadamente están calmando ansiedades. La adicción a la bebida, al juego, al trabajo, tiene que ver con satisfacer cosas que no han sido completadas en algún momento”. “Lo más importante es que cuando charlamos con los que ejercieron violencia al educar, la mayoría nos dice que no lo volverían a hacer”, comentó.

Niños seguros y valorados

A la charla transmitida desde Argentina asistieron más de 70 personas. La alta participación durante la fase de preguntas y respuestas reveló el gran interés que existe en torno a la crianza de los niños.

La psicopedagoga Patricia Nagel subrayó que los niños necesitan sentirse valorados, por lo que hay que evitar las críticas, burlas y comparaciones.

Lo contrario tiene sus consecuencias. “El niño que no se siente amado será un adulto con muchas dificultades. Estas cosas quedan sin resolver, y muchas veces se necesitan de procesos terapéuticos para que estas huellas y heridas sean resueltas”, dijo.

“El niño que no se siente amado será un adulto

con muchas dificultades”

Por eso, aconsejó dedicar tiempo de calidad, planificando momentos especiales en familia; dialogar, “empezar por preguntar cosas concretas e ir entremezclando esto con lo que me pasó a mí”; proponerse conocer, aprender y apoyarlos en las cosas que les gustan y por las que demuestran gran habilidad, y evitar dar repetidamente “la señal de ocupado”, de que no se tiene tiempo para ellos.

Aclaró que esto no significa crear chicos narcisistas, que se crean el centro del mundo, sino personas con capacidad para construir su autoestima. Asimismo, los niños requieren crecer en un clima que les transmita seguridad, es decir, con padres conscientes de lo que están haciendo. Por eso, observó, es fundamental hablar acerca de la crianza de los hijos, de lo que se quiere lograr.

“La pantalla no debería ser un calmante”

La psicopedagoga se refirió a 2020 como el año en que los límites de la tecnología “se desdibujaron” debido a la pandemia y el teletrabajo.

La exposición de los niños a las pantallas de computadoras, tabletas y celulares se disparó. Por ello, lanzó una advertencia: “El niño pequeño no necesita la pantalla. Esta no debería ser un calmante, una niñera. No tomemos este mal hábito. Nos separa de nuestros hijos, no nos permite demostrar nuestro amor. Nos aleja de ellos y hace que nos olvidemos que el tiempo está pasando; lo olvidan ellos y lo olvidamos nosotros.

“La pantalla nos separa de nuestros hijos, no nos permite demostrar nuestro amor”

Por esta razón, recomendó una mínima exposición. “Y, cuando sea así, que sea algo que realmente valga la pena. No perdamos la lectura, el juego, comunicarnos, hablar, charlar, reírnos y contarnos chistes. Todas esas cosas en las familias de hoy se están perdiendo”.

La espiritualidad en la crianza

La charlista enfatizó que la espiritualidad es fundamental para la crianza de los hijos.

“Eso hace que nuestros hijos crezcan en un ambiente muy contenedor, muy seguro, y que, ante las distintas dificultades, cuando se terminen todos los recursos, sepan que hay Uno que todavía está presente”, argumentó Patricia Nagel.

Esta fue la segunda ocasión en que los tres Centros de Ministerio del Cono Sur se juntaron para organizar una charla a través de internet. En ella estuvieron presentes Gloria Tolisano, Directora de CPTLN – Argentina; Marianela Bravo, Directora de CPTLN – Chile; Gabriela Silveira, Directora de CPTLN – Uruguay, y Flavio Knopp, Director de Vivenciar.net. También asistió como invitada Rebeca Franco, Directora de CPTLN – Guatemala.

La próxima charla será en diciembre, un evento a cargo de CPTLN – Uruguay. El tema será la depresión en la época de Navidad y fin de año.

Abajo compartimos el video completo de la charla “Educando a los niños con amor”.

MGHG / CPTLN – Chile

¿Te gustó el artículo? Suscríbete y recibe contenidos como este en tu e-mail: