Cuando tus preocupaciones parezcan insignificantes o intrascendentes, pero de todos modos te molestan, tómate un tiempo y ora por ellas - cita del devocional cristiano de Cristo Para Todas Las Naciones CPTLN Chile "Las pequeñas cosas" - 03/08/2021

Las pequeñas cosas

Confiesen sus pecados unos a otros, y oren unos por otros, para que sean sanados. La oración del justo es muy poderosa y efectiva. 

Santiago 5:16

Como cristianos, presentamos nuestras peticiones ante Dios. Creemos que nuestras oraciones se ofrecen a un Dios que tiene el poder de escucharnos y respondernos

Él puede sanar y ayudar a los que están enfermos, ayudarnos en tiempos de problemas y fortalecernos cuando nosotros o nuestros seres queridos pasan por duelo o la muerte. 

Encontramos muchas oraciones ofrecidas por personas tanto del Antiguo como del Nuevo Testamento. Y, por supuesto, recordamos la oración de nuestro Salvador en el huerto de Getsemaní pocas horas antes de su crucifixión.

A menudo, sin embargo, nuestra fe en el poder de la oración comienza a flaquear, sólo un poco, cuando oramos por los asuntos rutinarios de la vida diaria. Podría resultarnos difícil creer que Dios nos ayudaría en aquellas cosas que quizá no le interesen o que, si somos realmente honestos, son el resultado de algún error nuestro. Curiosamente, es posible que tengamos más fe en el poder de Dios para mover montañas que en su disposición a participar en “las pequeñas cosas” de nuestra vida.

El escritor del libro de Santiago nos recuerda que la oración ofrecida sinceramente a Dios puede cambiarlo todo en nuestro mundo y en nuestras vidas. Si tenemos un Dios que sabe cuándo cae un gorrión a la tierra (ver Mateo 10:29) y puede contar los cabellos de nuestra cabeza (ver Lucas 12: 7), entonces ciertamente tenemos un Dios que está interesado en cada aspecto de nuestra vida.

Dios no está lejos o distante de nuestra ansiosa búsqueda de trabajo o de nuestro dolor de estómago. Nos lo ha mostrado por el hecho de que Jesucristo, su Hijo, se hizo Hombre. El nacimiento de Jesús, la toma de nuestra humanidad por el propio Hijo de Dios, disipa cualquier noción de que Dios no está íntimamente interesado en su creación. Este evento nos dice que el Padre está muy interesado en todo lo que le traemos en oración.

Entonces, cuando comienza tu día y cinco minutos después, sientes que ya es un desastre y no sabes por qué, llévaselo a Dios en oración. Cuando tus preocupaciones parezcan insignificantes o intrascendentes, pero de todos modos te molestan, tómate un tiempo y ora por ellas. Hay poder en la oración, así como claridad para tu vida y una mayor sensibilidad por las cosas que los demás están pasando en sus vidas también.

Seamos realistas, ¡hay tantas cosas que suceden día a día!, y muchas de ellas están fuera de nuestro control. Cuando el apóstol Pablo nos dice que somos más que vencedores, a través de Aquel que nos amó (ver Romanos 8), se refiere a la victoria que es sobre todo lo que nos separaría de Dios: las cosas grandes y pequeñas.

ORACIÓN: Padre Celestial, nuestras vidas están tan desordenadas. Enséñanos a traerlo todo a ti en oración. En el nombre de Jesús. Amén.

Tomado de The Lutheran Layman, número de julio de 1980, “Ore también por las pequeñas cosas”.

Para reflexionar:

* ¿Por cuáles cosas en tu vida sientes impulsos para la oración?

* ¿Cómo se acelera el proceso de tu sanidad cuando le confiesas a alguien tus faltas?

© Copyright 2021 Cristo Para Todas Las Naciones

Suscríbete y recibe el devocional diariamente en tu e-mail:

"Dios también nos aclara las cosas a nosotros en estos tiempos turbulentos cuando leemos su Palabra..." - cita del devocional cristiano de Cristo Para Todas Las Naciones CPTLN Chile "Momentos importantes" - 15/04/2021

Momentos importantes

Seis días después, Jesús se llevó aparte a Pedro, Jacobo y Juan. Los llevó a un monte alto, y allí se transfiguró delante de ellos. Sus vestidos se volvieron resplandecientes y muy blancos, como la nieve. ¡Nadie en este mundo que los lavara podría dejarlos tan blancos! Y se les aparecieron Elías y Moisés, y hablaban con Jesús. Pedro le dijo entonces a Jesús: «Maestro, ¡qué bueno es para nosotros estar aquí! Vamos a hacer tres cobertizos; uno para ti, otro para Moisés, y otro para Elías». Y es que no sabía qué decir, pues todos estaban espantados. En eso, vino una nube y les hizo sombra. Y desde la nube se oyó una voz que decía: «Éste es mi Hijo amado. ¡Escúchenlo!». Miraron a su alrededor, pero no vieron a nadie; sólo Jesús estaba con ellos. Mientras bajaban del monte, Jesús les mandó que no dijeran a nadie nada de lo que habían visto, hasta que el Hijo del Hombre hubiera resucitado de los muertos.

Marcos 9:2-9

¿Cuáles han sido los momentos más importantes de tu vida: tu graduación de la escuela secundaria o la universidad, tu matrimonio, tu primer hijo, tu último ascenso? Estos son momentos cruciales en nuestras vidas, ¿no es así? Después de que ocurren, todo lo demás es un poco diferente, a veces muy diferente.

Cuán convincente debe haber sido la transfiguración de Jesús para Pedro, Santiago y Juan. Justo antes de presenciar este espectáculo en la cima de la montaña, habían visto a Jesús en acción: alimentando a 4.000 personas con algunas hogazas de pan y pescado; sanando a un sordo y a un ciego; y diciéndoles a sus discípulos que iba a sufrir mucho a manos de los ancianos judíos, los principales sacerdotes y los escribas.

Fue el anuncio de Jesús de que lo iban a matar lo que no le sentó bien a Pedro. Después de todo, no mucho antes de esto, Pedro le había dicho a Jesús que creía que él era “el Cristo” del pueblo judío. Ahora, al enterarse del sufrimiento y la muerte pendientes de Jesús a manos de los judíos, Pedro se llevó a Jesús a un lado y le dijo unas palabras duras. Pero Jesús le dejó en claro que estaba perdiendo de vista el panorama general.

Pero me imagino que ver la transfiguración de Jesús aclararía muchas cosas para Pedro y los otros dos discípulos. Ese Hombre a quien siguieron y en quien creyeron, que silenció las tormentas y condenó la hipocresía, que sanó, sirvió y amó, ese Hombre fue confirmado como real y verdadero y digno de ser adorado por Dios el Padre: “Este es mi Hijo amado. ¡Escúchenlo!”.

Sin duda este fue un evento histórico en la vida de esos tres discípulos, aclarando y afirmando quién era Jesús y cómo había sido enviado por el Padre.

Dios también nos aclara las cosas a nosotros en estos tiempos turbulentos cuando leemos su Palabra, a través de las aguas del Bautismo y en la celebración bendita de la Sagrada Comunión. Él viene a recordarnos, como anunció a Pedro, Santiago y Juan: “Este es mi Hijo amado. ¡Escúchenlo!”.

ORACIÓN: Padre Celestial, enséñanos a escuchar siempre a tu Hijo, nuestro Señor y Salvador, en cuyo nombre oramos. Amén.

Paul Schreiber

Para reflexionar:

1.- ¿Por qué crees que Jesús eligió sólo a Pedro, Santiago y Juan para presenciar su transfiguración?

2.- ¿Crees que sea posible no creer en Jesús y en sus enseñanzas después de ver su transfiguración?

© Copyright 2021 Cristo Para Todas Las Naciones

Suscríbete y recibe el devocional diariamente en tu e-mail:

"Cuando oramos, que nuestras palabras sean humildes y nuestros pensamientos se centren en la magnitud de lo que Dios ha hecho por nosotros..." - Cita del Devocional de Cristo Para Todas Las Naciones CPTLN Chile "Perspectiva" - 03/08/2020

Perspectiva

…cuando piden algo, no lo reciben porque lo piden con malas intenciones, para gastarlo en sus propios placeres. 

Santiago 4:3

¿Alguna vez has cuestionado la pureza de tus motivos al rezar? Los cristianos oramos en todo momento: al levantarnos por la mañana, al conducir al trabajo, antes de comer, mientras cortamos el césped, etc., lo cual es bueno. Pero el peligro en este estilo de oración es que no estamos totalmente enfocados en la oración. De hecho, incluso podemos estar diciendo “frases vacías” (ver Mateo 6:7), que es a lo que se refiere Jesús cuando habla de aquellos que oran por espectáculo o sin sinceridad real.

Además de distraernos cuando oramos de esta manera, es posible que nuestras oraciones sean solo sobre nosotros, como cuando éramos niños le pedíamos a Dios que nos diera todo lo que queríamos. Muchas veces, por más que ya somos adultos, nuestras peticiones no son muy diferentes: pueden parecer más sofisticadas, pero aún están enfocadas solo en nosotros.

Tan corrupta es nuestra naturaleza, que hasta en nuestras oraciones a Dios el viejo Adán levanta su cabeza fea y egocéntrica. En consecuencia, podemos orar con poco más que una mendicidad apenas disfrazada por la generosidad de Dios, esperando que Él responda de acuerdo con nuestra voluntad y haga realidad todos nuestros sueños.

La conclusión es esta: no todo se trata de nosotros. Aunque los lujos de este mundo parecen contener todo lo que queremos o necesitamos, Dios sabe que no es así. El apóstol Pablo sabía esto cuando escribió: “Pongan la mira en las cosas del cielo, y no en las de la tierra” (Colosenses 3:2). Por el poder del Espíritu Santo de Dios, a través de la fe podemos desprendernos de nuestro viejo ser y revestirnos con el nuevo, creado para ser como Dios en verdadera justicia y santidad.

La muerte de Jesús en la cruz y su resurrección de la tumba transforman la vida de quienes creen en él para salvación. Cuando oramos, que nuestras palabras sean humildes y nuestros pensamientos se centren en la magnitud de lo que Dios ha hecho por nosotros a través de la obra redentora de su Hijo.

ORACIÓN: Padre celestial, recuérdame que solo das lo que es bueno a tus hijos. Ayúdame a orar como tú quieres que lo haga. Y enséñame a buscar solo tu voluntad. En el Nombre de Jesús. Amén.

Escrito por un voluntario del Centro de Ministerios de LHM en Vietnam.

Para reflexionar:

1.- ¿Sobre qué cosas le oras con más frecuencia a Dios?

2.- ¿Cuánto de tu vida de oración se enfoca en ti y cuánto en los demás?

© Copyright 2020 Cristo Para Todas Las Naciones

Suscríbete y recibe el devocional diariamente en tu e-mail:

¿Qué ven los demás? Devocional de Cristo Para Todas Las Naciones CPTLN Chile

¿Qué ven los demás?

Pero pongan en práctica la palabra, y no se limiten sólo a oírla, pues se estarán engañando ustedes mismos. El que oye la palabra pero no la pone en práctica es como el que se mira a sí mismo en un espejo: se ve a sí mismo, pero en cuanto se va, se olvida de cómo es.

Santiago 1:22-24

Uno se mira en el espejo por diversas razones, la mayoría relacionadas con la apariencia personal, para asegurarse que la imagen que uno presenta es la que desea que los demás vean. Lo opuesto también es cierto: si nos miramos en un espejo pero no prestamos atención a lo que vemos, de nada nos servirá.

Santiago 1:22-24 dice que lo mismo sucede cuando leemos la Palabra de Dios: nos vemos así como somos. El mirarnos en el espejo de la Palabra de Dios debería ayudarnos a dar lo mejor, o sea, a dar la mejor imagen que, como cristianos, nos corresponde dar a los demás. Pero si al mirar en el espejo de la Palabra de Dios olvidamos lo que vemos, lo más probable es que no presentemos una buena imagen.

Para tener una buena apariencia ante otros como hijo de Dios, Santiago dice que no es suficiente simplemente “mirarnos” en el espejo de la Palabra de Dios, o sea, ser solo “oyentes” de esa Palabra. También debemos recordar cómo nos vemos, para así poder presentarnos correctamente ante los demás como “hacedores” de esa Palabra. Ser un “hacedor” significa poner la fe en acción, haciendo visibles las enseñanzas de Jesús en nuestra vida. Cuando los demás nos ven como hijos de Dios, entonces luciremos como su Hijo, a medida que cada día vamos siendo formados más y más a Su imagen (ver Romanos 8:28-30).

Como puedes ver, es importante que nos miremos en el espejo de Dios y que regularmente nos examinemos a la luz de su Palabra. Sabiendo esto, Pablo le escribió a Timoteo: “Procura con diligencia presentarte ante Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse y que usa bien la palabra de verdad” (2 Timoteo 2:15).

La Palabra de Dios nos muestra quiénes somos, revela la gloria de nuestro Señor y Salvador Jesucristo y nos enseña la persona que debemos tratar de reflejar a los demás en el espejo de nuestras vidas.

ORACIÓN: Padre celestial, en tu Palabra veo cuánto me amas. Ayúdame a reflejar tu amor a los demás en todo lo que hago y digo. En el nombre de Jesús. Amén.

De The Lutheran Layman, junio de 1979, “El espejo de la Palabra de Dios”, Ron Schlegel

Para reflexionar:

1.- ¿Qué prácticas o rutinas te ayudan a ser un consistente “hacedor” de la Palabra?

2.- Cuando los demás te miran, ¿qué crees que ven?

© Copyright 2019 Cristo Para Todas Las Naciones


Suscríbete y recibe el devocional diariamente en tu e-mail:

Escuela Bíblica de Vacaciones de Invierno - Santiago - julio 2019

Entre carreras y superhéroes, niños aprendieron sobre la Palabra de Dios en vacaciones de invierno

Les decimos adiós a las semanas más felices del invierno, pero a la vez satisfechos porque nuestros niños se divirtieron a lo grande, mientras aprendían sobre la Palabra de Dios en la Escuela Bíblica de Vacaciones (EBV), un evento que este año nuevamente patrocinó Cristo Para Todas Las Naciones – Chile (LHM/CPTLN-Chile).

La EBV se llevó a cabo en Santiago y Constitución.

En la capital, el evento tuvo lugar en la Iglesia Luterana Confesional “La Cruz de Cristo”, en la comuna de La Florida, que encabeza el pastor Cristian Rautenberg. Bajo el eslogan “Enciendan los motores… ¿Listos para la carrera espiritual?”, los niños jugaron, cantaron y disfrutaron de un teatro de títeres los días 13 y 14 de julio.

El 20 de julio, la EBV aterrizó en Constitución. Con el lema “Mi héroe”, los pequeños, disfrazados de sus personajes de aventura favoritos, cantaron, colorearon, saltaron y jugaron con las distintas actividades preparadas para ellos en la Iglesia Luterana “La Resurrección”, a cargo del pastor Adrián Ventura.

Escuela Bíblica de Vacaciones de Invierno - Constitución - julio 2019
Escuela Bíblica de Vacaciones en Constitución (Fotos de Misión Maule)

La Escuela Bíblica de Vacaciones sirvió como vehículo para enseñarle a los niños el amor de Dios y lo fundamental que es Él en nuestras vidas, pues sin su infinita misericordia estaríamos perdidos.

hablar-bien-devocional-11102018-cristo-para-todas-las-naciones-chile-foto-de-adolescentes-chismeando-a-espaldas-de-otra-chica

Hablar bien

Hermanos, no hablen mal los unos de los otros. El que habla mal del hermano y lo juzga, habla mal de la ley y juzga a la ley. Y si tú juzgas a la ley, te eriges en juez de la ley, y no en alguien que debe cumplirla. Santiago 4:11

 

Una de las partes más fáciles de memorizar para los confirmandos es lo que dice el octavo mandamiento: “No darás falso testimonio contra tu prójimo”.

Eso es lo que Santiago dijo hace unos cuantos siglos, pues quería que supiéramos que, como cristianos, debemos abstenernos de hablar mal de los demás.

Pero los creadores de un cierto sitio en Internet no piensan igual. En tal sitio está permitido decir lo que uno quiera, de quien quiera.

Si su jefe no le cae bien allí puede descargarse, diciendo todo lo que piensa acerca de él.

Si no está satisfecho con la atención de su médico, dentista o pastor, ese es el lugar donde podrá decir lo que quiera acerca de ellos.

Y no sólo eso. Todo lo que dice, lo puede decir en forma anónima y nadie puede rastrear sus comentarios y descubrir que fue usted. Más aún, usted puede decir todo lo que quiera, porque nadie podrá removerlo.

Ese sitio permite a cada pecador tirar la primera piedra a alguien más; permite a todo el mundo convertirse en policía, acusador, juez y jurado de la reputación de otra persona.

Es verdad que allí también se puede elogiar a alguien, pero no son muchas las personas que escriben elogios. La mayoría de las veces, la gente prefiere diseminar chismes y escuchar lo malo en vez de lo bueno.

Cuando Jesús estuvo en la tierra, y a pesar de ser perfecto, la gente dijo toda clase de mentiras acerca de él: que estaba conectado con el demonio, que era un insurrecto, un blasfemo y un mentiroso.

Los cristianos sabemos que Jesús no era ninguna de esas cosas… Él fue el Hijo de Dios enviado con la misión de ofrecerse a sí mismo como rescate por nuestras almas pecadoras. Su obra, cumplida en la cruz del calvario y confirmada con la tumba vacía, es el plan de Dios que nos da perdón y la eternidad en el cielo.

En agradecimiento al Señor, quien se ofreció a sí mismo por nosotros, tratemos de seguir la exhortación de Santiago y abstengámonos de hablar mal de los demás.

ORACIÓN: Señor Jesús, aunque somos pecadores en pensamientos, palabras y obras, nos amaste lo suficiente como para entrar a este mundo y dar tu vida para salvar la nuestra. Permite que, en agradecimiento por el perdón obtenido con tu gran sacrificio, hablemos bien de los demás y demos testimonio de lo que tú has logrado en la cruz y en la tumba vacía. En tu nombre. Amén.

 

Publicado originalmente en Paraelcamino.com

© Copyright 2018 Cristo Para Todas Las Naciones

Escuela-Biblica-Vacaciones-Santiago-julio-2018-titeres

Niños disfrutaron de la Escuela Bíblica de Vacaciones en grande

Con éxito finalizó la Escuela Bíblica de Vacaciones (EBV) en Constitución y Santiago, un evento en el que los niños asistentes no solo se divirtieron con las diferentes actividades recreativas, sino que también aprendieron sobre la inmensurable misericordia de nuestro Padre celestial.

La EBV, bajo el lema “Yo soy la vid y ustedes son las ramas”, del pasaje bíblico de Juan 15:5, se realizó durante las vacaciones de invierno, que tradicionalmente se otorgan a los escolares de Chile cada año en julio.

El evento partió en Constitución, ciudad de la región del Maule, sur del país, el 17 de julio. Allí, en el After School Concordia, los pequeños jugaron, cantaron, hicieron manualidades y recibieron charlas sobre el amor y el perdón que tiene Nuestro Señor Jesucristo para todos los que en Él creen. Además, los niños disfrutaron de un paseo a la playa.

Escuela-Biblica-Vacaciones-Constitucion-julio-2018-oracion
La Escuela Bíblica de Vacaciones partió en Constitución, en el After School Concordia

Similar programación se llevó a cabo en Santiago, en la Iglesia Luterana Confesional “La Cruz de Cristo”, en la comuna de La Florida; fueron tres días de mucha diversión y aprendizaje cristiano por parte de los niños. El programa incluyó un teatro de títeres que sacó muchas risas a adultos y chicos por igual.

Para afianzar lo aprendido en la EBV, en ambas sedes se les obsequió a los participantes ejemplares de “Un Jardín de Historias Bíblicas para Niños”, cortesía de Cristo Para Todas Las Naciones – Chile, patrocinante de esta actividad.

La EBV en Constitución y Santiago fue encabezada por los pastores de la Iglesia Luterana Confesional de Chile Adrián Ventura y Cristian Rautenberg, respectivamente.