Deja de tratar de averiguarlo - Devocional de Cristo Para Todas Las Naciones CPTLN Chile - 23/01/2020

Deja de tratar de averiguarlo

Algunos hablaban de las hermosas piedras con las que el templo estaba adornado, y de las ofrendas dedicadas a Dios, así que Jesús les dijo: «En cuanto a lo que ustedes ven, vienen días en que no quedará piedra sobre piedra. Todo será destruido». Entonces le preguntaron: «Y esto, Maestro, ¿cuándo sucederá? ¿Y qué señal habrá cuando esto ya esté por suceder?». Jesús les respondió: «Cuídense de no ser engañados. Porque muchos vendrán en mi nombre, y dirán: “Yo soy”, y también: “El tiempo está cerca”. Pero ustedes no los sigan. Y cuando oigan hablar de guerras y de levantamientos, no se alarmen, porque es necesario que esto suceda primero, pero el fin no llegará de manera repentina».

Lucas 21:5-9

Es sorprendente cuántas personas piensan que pueden entender a Jesús y predecir el día de su regreso. Jesús nos ha advertido que esto es imposible. Él dice: “En cuanto al día y la hora, nadie lo sabe, ni siquiera los ángeles de los cielos. Sólo mi Padre lo sabe… Por tanto, estén atentos, porque no saben a qué hora va a venir su Señor… Por tanto, también ustedes estén preparados, porque el Hijo del Hombre vendrá a la hora que menos lo esperen” (Mateo 24:36, 42, 44).

Pero eso no detiene a algunas personas. Cada tanto, cuando voy por la autopista, veo una pancarta casera extendida sobre la barandilla del paso elevado, anunciando la fecha exacta en que alguien supuestamente “sabe” que Jesús va a regresar… ¡como si pudiera saberlo!

Es grande la tentación de tratar de averiguarlo o de escuchar a alguien que dice saber. Abundan los llamados “maestros de la Biblia” que afirman conocer para cuándo están programados los eventos futuros, incluyendo el día y la hora. Algunos venden libros o afiches gigantes para que sus seguidores puedan darle seguimiento a lo que se supone que sucederá en el futuro. Están jugando con el miedo humano al futuro y con nuestro deseo de tener un conocimiento secreto y esotérico de saber más que la persona que está a nuestro lado. Eso puede conducirnos a un sentimiento de superioridad, de pensar que somos mejores que los demás porque sabemos mucho.

Pero eso no es lo que Jesús quiere para nosotros. Él nos dice solo una cosa: prepárate. Está listo. Vengo pronto, y no puedes saber cuándo; así que lo único que debes hacer es estar preparado todo el tiempo. ¿Qué significa esto? Significa confiar en que Jesús perdona todas tus malas acciones y te da el Espíritu Santo. Él murió y resucitó por ti; ahora puedes confiar en Él, amarlo y seguirlo. Puedes aprender de Él a amar a tu prójimo y cómo cumplir con las responsabilidades que Dios te ha dado en este mundo. Cumple con lo que tienes en frente y hazlo lo mejor que puedas con la ayuda de Dios.

Así que no debemos tener miedo o vergüenza de cuándo Jesús venga porque somos los hijos perdonados que confían en Dios, y seremos tan felices como un niño en el preescolar que levanta la vista y ve a mamá o papá entrar por la puerta. Correremos hacia Él con alegría, porque tendremos una relación amorosa con Él que continuará cuando nos encontremos con él cara a cara.

ORACIÓN: Señor Jesús, dame confianza y amor por ti, y prepárame con alegría para tu regreso. Amén.

Dra. Kari Vo

Para reflexionar:

1.- ¿Cuál es un evento futuro que anhelas y por qué?

2.- ¿Cómo te sientes acerca de la segunda venida de Jesús? ¿Te sientes feliz, asustado, preocupado o tienes sentimientos encontrados?

© Copyright 2019 Cristo Para Todas Las Naciones

Suscríbete y recibe el devocional diariamente en tu e-mail:

Deja de tratar de averiguarlo
¡Compártelo!

You May Also Like

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *