"El mal dentro de la iglesia es quizás el peor tipo de maldad, porque se disfraza de bien" - Cita del Devocional de Cuaresma de Cristo Para Todas Las Naciones CPTLN Chile "Una justicia terrible y maravillosa" - 20/03/2020

Una justicia terrible y maravillosa

Al entrar Jesús en el templo comenzó a echar de allí a los que vendían y compraban en su interior. Volcó las mesas de los cambistas y las sillas de los que vendían palomas, y no permitía que nadie atravesara el templo llevando algún utensilio; más bien, les enseñaba y les decía: “¿Acaso no está escrito: ‘Mi casa será llamada casa de oración para todas las naciones’? ¡Pero ustedes han hecho de ella una cueva de ladrones!”.

Marcos 11:15-17

En este texto vemos el momento en que los principales sacerdotes y los líderes religiosos decidieron matar a Jesús. Hasta este momento, Jesús había hecho muchas cosas que molestaron a los líderes: había curado en el día de reposo, desafiado las tradiciones humanas como las reglas para lavarse las manos, criticado su hipocresía y se había hecho muy popular entre el pueblo. Pero cuando Jesús echó a los mercaderes del templo, estaba denunciando la corrupción en la casa de Dios, que ellos consideraban su propiedad personal, y que era la fuente de su dinero, prestigio y poder.

El mal dentro de la iglesia es quizás el peor tipo de maldad, porque se disfraza de bien. Los negocios que Jesús echó estaban allí para ganar dinero, con la excusa de que suministraban animales para el sacrificio; la gente compraba esos animales para la adoración. Los cambistas eran útiles para los fieles que venían con moneda extranjera, pero al hacer el cambio explotaban a los pobres, violando así la ley de Moisés.

No importan las excusas. Dios, en la persona de Jesucristo, no quería saber nada de eso. Iba a barrer con todo. El templo era para Dios, no para hacer dinero, ni conseguir poder o prestigio, ni para ninguna actividad humana que no estuviera de acuerdo con el corazón de Dios.

Dios todavía siente así respecto de la iglesia y respecto de tu corazón. Si lo dejas, barrerá esos lugares sagrados y los convertirá en lugares de culto, lugares donde el pueblo de Dios puede ser libre de amar a Dios y a los demás. ¿Lo dejarás?

ORACIÓN: Señor, limpia tu iglesia y mi corazón. Por Jesús. Amén.

Dra. Kari Vo

Para reflexionar:

1.- ¿Cómo podemos prevenir problemas en la iglesia que van directamente contra Dios?

2.- Pídele al Señor que limpie un problema particular en tu vida.

© Copyright 2020 Cristo Para Todas Las Naciones

Suscríbete y recibe el devocional diariamente en tu e-mail:

Una justicia terrible y maravillosa
¡Compártelo!

You May Also Like

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *