Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo está con nosotros para siempre - Frase destacada del devocional de Adviento de Cristo Para Todas Las Naciones CPTLN Chile "¿Y ahora qué", del miércoles 15/12/2021.

¿Y ahora qué?

Y el ángel se fue de su presencia. 

Lucas 1:38b

El ángel se fue y ahora María tiene que afrontar el resto de su vida. ¡Qué interesante! ¡Qué abrumador! Nada volvería a ser igual. Espero y confío en que Dios le haya dado unos minutos a solas para acostumbrarse. No pudo haber sido fácil.

Los momentos como este también nos llegan, a veces momentos de alegría, a veces no. “Estás embarazada”, me dijeron, y yo estaba muy feliz. “Es cáncer”, dijeron, y nos llenamos de tristeza y temor.

¿Quién puede hacer frente a estos cambios? Cuando el ángel se va y nos quedamos para afrontar las cosas solos, ¿quién puede ayudarnos? Solo el Señor mismo.

El ángel Gabriel dejó a María, pero el Señor no. Dios se quedó con ella apoyándola y ayudándola a adaptarse a las noticias más extrañas y bendecidas de la historia. En algún momento, tal vez incluso ahí mismo, el Espíritu Santo estaba haciendo su obra, trayendo nueva vida a su vientre. Jesús mismo estaría con ella durante nueve meses, tan cerca como siempre lo está un ser humano de otro, desde una sola célula hasta un bebé a término, moviéndose, pataleando y viviendo.

El Señor tampoco nos abandona a nosotros. Cuando Dios nos hizo suyos, el Espíritu Santo vino a vivir en nosotros para siempre. Él es nuestro ayudador y consolador. Jesús mismo nos ha prometido: “Yo estaré con ustedes todos los días” (Mateo 28: 20b). También nos ha dicho que nadie puede arrebatarnos de las manos del Padre (ver Juan 10: 29).

Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo está con nosotros para siempre. No nos dejará solos para afrontar los cambios de nuestra vida, incluso los más difíciles. El mismo Dios que vino a salvarnos, a morir y a resucitar por nosotros no nos abandonará ahora. Él se quedará con nosotros y nos ayudará para siempre.

ORACIÓN: Querido Señor, quédate conmigo y ayúdame con los cambios en mi vida. Amén.

Dra. Kari Vo

Para reflexionar:

En general, ¿te gustan los cambios? ¿Por qué sí o por qué no?

¿Qué cambios estás enfrentando ahora mismo?

Cuenta de un momento en que Dios te ayudó a superar un cambio importante.

© Copyright 2021 Cristo Para Todas Las Naciones

Suscríbete y recibe el devocional diariamente en tu e-mail:

¿Y ahora qué?
¡Compártelo!

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.